La argentina se plantea una nueva nutrición en trigo.

Nidera emprendió trabajos de ensayos de fertilización con micronutrientes en las localidades de Salto, General Villegas y Arrecifes, entre otras. Los ensayos llevados adelante por el servicio técnico de Nidera Nutrientes tuvieron como resultados muy buenos en rindes, como en los cultivos de trigos de alta extracción marcaron, en dos momentos del ciclo evolutivo, números que superaban en 18% a los testigos de magra conversión para la totalidad de los nutrientes mensurados en materia seca.

El técnico del Servicio Técnico, Marcelo Palese, habló sobre la necesidad de considerar una nutrición que vaya más allá de las tradicionales utilizadas en la argentina. “la incorporación de nutrientes esenciales amerita ser considerada no sólo por la diferencia sustancial en rinde y beneficio marginal, sino por la confirmación de datos ligados al sustento del medioambiente suelo”. “La estrategia y el momento oportuno de aplicación de nutrientes se traducen en logros cuando son configuradas con anticipación y se utilizan todas las herramientas que están disponibles en la actualidad”.

Además agregó: “Si bien la elección de la variedad, la fecha de siembra y el control de enfermedades son determinantes en la estructura del rendimiento, lo cierto es que la fertilización sólo con nitrógeno (N) y fósforo (P) y, en menor medida, el azufre (S), restringe las oportunidades que brindan las investigaciones técnicas que se vienen desarrollando en cada una de las zonas trigueras más importantes”.

Palese sostuvo durante su discurso que la problemática reside en que: “la creciente demanda de N y P tiene fundamento en que la mayor capacidad de exploración, con una ‘campana’ de raíz que traspasa los primeros 30cm, amplía la re-translocación y traducción en rindes crecientes y tentadores”.

Para realizar una nutrición completa de acuerdo a las observaciones realizadas, el técnico de Nidera aseguró: “Los análisis de suelo deben alcanzar a los minerales como nutrientes, los componentes biológicos como cofactores y a la posición coloidal, consolidando un adecuado equilibrio entre macro y micro poros. La riqueza de la materia orgánica suele calificarse cuantitativamente, pero en términos cualitativos –enzimas, poli-fosfatos, ácidos, rizobiontes, entre otros- son también índices que, al menos, debieran conocerse al ingreso del lote”.

Palese Planteó al finalizar su discurso que: “las herramientas actualmente disponibles inducen a un manejo controlado por ambientes y, dentro de esa matriz, es necesario conocer el comportamiento del perfil del suelo y de los tejidos de la planta en momentos de concentración de la demanda y que afecta en carácter directo posibilitando correcciones oportunas”.

This entry was posted in General and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s